4 Risas 2 versiones… con Lina de Emogranja

2 Junio, 2017 ,

Vacío fértil. Saltar y dejar arriba otra vida…

Sin darse cuenta, la protagonista de esta vez, resumió de qué va las historias de 4 Risas 2 Versiones. Valientes que saltan al vacío sin tener muy claro qué van a encontrar, pero que sólo por haber tomado la decisión, empiezan a emprender un camino nuevo… uno fértil y lleno de posibilidades… basta fijarse en su camiseta: “something new everyday

En la vida hay muchos temas sobre los que me gusta pensar, leer o aprender: la fotografía, publicidad el diseño gráfico y, como no, la felicidad. La importancia de estar bien con uno mismo, el conocerse y dormir con la conciencia tranquila; así que cuando Elena me propuso hacer el 4risas 2 versiones con Lina, sólo pude sonreír. Lina cogió carrerilla y saltó ¡vaya si lo hizo!. Su impulso le llevó al crecimiento personal llevado al extremo, ya que no sólo vive de su sueño, sino que ayuda a los demás… A la semana de hablar con Elena, estábamos en una hamaca, tomando té, hablando las 3 como si nos conociéramos desde hace tiempo y con la Serra de Tramuntana de fondo, planaco ¿verdad?.

Lina es de esas personas que te remueven por dentro… que te tocan un botón de reset y, sin querer, pone orden a tu “yo interior”.   Supongo que frases como mañana lo hago, después de ordenar jugaré con mi hijo, cuando termine de, algún día, puede, en el futuro... las hemos dicho todos en algún momento… pero no somos conscientes de lo frágil que es la vida, de lo inestable que es y de que lo único importante es el aquí y ahora.

Haz clic en el video para conocerla un poco más!

Ella lo sabe. Tenía un buen trabajo, una vida y unas rutinas, una zona de confort y, sobre todo, una seguridad.  Pero de repente un ¡chas! y todo cambia. En el parto de su segundo hijo se dio cuenta de la cantidad de quizás y de los algún día que tenía pendiente… y le puso remedio. Hoy, casi 8 años después, se dedica a lo que quiere. Comparte su sueño con su pareja, al que pudimos conocer un poquito ♥ …  juntos han montado la Emogranja (un centro  dedicado a cultivar los valores y el talento de las personas, a través de la gestión emocional y el contacto con la naturaleza, ¿mola, o no mola?). Entender la importancia del silencio, de oírte, de parar y desconectar. De mirar, conectar, eliminar prejuicios y sacar lo que llevas dentro. El cambio empieza desde uno mismo… ya sea comiendo sano, durmiendo las horas necesarias, haciendo yoga o a través de la pintura.

 

De cada 4r2v que hacemos (recuerda que este proyecto lo hago con Elena, en su blog está su versión), me llevo algo. No diré que de éste me llevo paz, que también… más bien me llevo un poco de consciencia.  Ser madre de 2 niños que se llevan tan poco (14 meses), un trabajo de 8 a 15h, otro que me roba todas las horas libres, meterme en  proyectos varios, querer estar en medio de todos los saraos… hace que no me quede tiempo para estar conmigo. Para cuidarme… si me apuras, el único tiempo en el que me oigo es ahora, cuando escribo esto… quizá porque son las 3am y en mi casa todos duermen. Lina habló de “corta fuegos”. Son como pequeñas metas que te pones para conseguir ese trocito de oasis, para obligarte a parar y que el día a día no se te vaya de las manos. No tiene porqué ser grandes rutinas o complicadas… por ejemplo, fijarse un horario para dormir y, llegada la hora -da igual si no está puesta la lavadora, la casa está desordenada o aún te faltan emails que contestar- te vas a dormir. ¿Otro? reservarse un tiempo al día (bastan 5 minutos) para estar en silencio, pero no con el móvil o viendo la tele… en silencio de verdad. Parando. Escuchando(-te)

Me quedé con ganas de más. De más conversación, de más campo, de más piscina, de probar el yoga, de Tramuntana y de mi. De nosotras. Me quedé con ganas de todo y, al mismo tiempo, de desaparecer.

Aquí ( haz clic! ;-)) os dejo más fotitos de ese día

¡Hasta la próxima! 😉

 

1 comment

Comenta